Freddie Mercado Velázquez: Irrupción en el tejido urbano sanjuanero desde el performance de lo cotidiano.

Por: Javier E. Laureano

Freddie Mercado, Vírgenes Caribeñas, 1996. Foto por Santiago Flores Charneco

La siguiente entrevista inédita—que tiene más de 18 años—formó parte de la construcción del archivo queer de mi tesis doctoral en el Departamento de Historia de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, que posteriormente culminó con la publicación del libro San Juan Gay, por la Editorial del Instituto de Cultura Puertorriqueña en el 2016. En el 2003 todavía me encontraba en los primeros años de mis estudios doctorales en la UPR. Se trataba del mundo pre- digital y, como testimonio del momento, durante la entrevista, aparece la interrupción del proceso para cambiar la cara del casete, muestra también de otra forma y otro momento de construir archivos y acceder a la información.

 

De la misma forma que comencé mi archivo queer con Freddie Mercado como una de las primeras personas que entrevisté hace 18 años con motivo de mis estudios graduados, me complace que esta entrevista sirva de umbral a la iniciativa de Historia Oral del Archivo Comunitario LGBTQ+ de Puerto Rico. Desde el final de la década de los 1980, Freddie se resiste a las prácticas identitarias tradicionales y cada día que circula por la ciudad, ya sea premeditadamente o no, causa un efecto de resistencia urbana con la forma como se viste y lleva su cuerpo. Las repercusiones de su trabajo artístico en las discusiones de género están documentados, entre otres, por Lawrence La Fountain-Stokes en su libro Translocas: The Politics of Puerto Rican Drag and Trans Performance, University of Michigan Press, 2021.

 

Documentar voces como la de Freddie Mercado, que muchas veces escapan la historia oficial y los archivos estatales, es una de las razones de ser del Archivo Comunitario LGBTQ+ de Puerto Rico.

 

28 de mayo de 2021

Brooklyn, NY

Lugar entrevista: Residencia de Freddie Mercado, Ponce de León, Parada 18 en Santurce, San Juan


Fecha: 23 de abril de 2003 

 

Hora: 10:20am

Nacimiento, padres, Country Club y Santurce

 

JL                  Buenos días, Freddie, siempre empezamos las entrevistas para este curso de Historia del Transformismo en el Departamento de Historia de la IUPI [Universidad de Puerto Rico], eh, con tu nombre…

 

FM                Pues mi nombre oficial es Freddie Mercado Velázquez

 

JL                  Freddie Mercado Velázquez

FM                Velázquez porque siempre uno pone Freddie Mercado y todo el mundo me dice, “oye, ven acá, cuál es tu otro apellido” y yo pues, “Velázquez”, y…[contestan] ¡cómo que tú no usas Velázquez, por Dios!

 

JL                  aja…risa [murmullo] la madre…

 

FM                Tú que trabajas con la pintura y la...exacto, y como uno va a dejar a la madre aparte.

 

JL                  Y tu lugar de nacimiento

 

FM                Pues yo nací en Santurce, así que estoy aquí viviendo otra vez en la…

 

JL                  Por qué, ¿te mudaste?

 

FM                Mi familia se crió justamente ahí [señala con la mano la calle detrás de donde está sentado] en la calle San Juan, esta callecita que está ahí al lado, y tengo una tía que vive todavía ahí, y entonces nací donde nace todo el mundo, como dicen aquí, ahí en el Condado…

 

JL                  En el Presbiteria…

 

FM                En el Presbiteriano

 

JL                  Yo también…

 

JL                  ¿Y la, la fecha de nacimiento?

 

FM                Eh…yo nací el 24 de septiembre del 67.

 

JL                  Y tu lugar de residencia actual es aquí, en Santurce, al lado de donde naciste…

 

FM                Este, yo estoy aquí y allá, porque vivo también en Las Piedras, o sea que yo estoy con mi abuelita allá en Las Piedras, en Montones, y entonces, por el corre corre de estar acá trabajando en la Escuela de Artes Plásticas, donde estoy dando clases ahora, pues adquirí este espacio [donde se está haciendo la entrevista] que en realidad lo necesito para taller, porque como todo el mundo sabe yo trabajo con muchas cosas, no y entonces necesitaba ese espacio, porque estar viajando de las Piedras para acá pues iba a ser pues casi imposible.

 

JL                  Y...mmm...cuando dices que regresaste a Santurce, qué pasó en ese intervalo, estuviste…

 

FM                Porque yo me crié, o sea...ehh…mi madre de Las Piedras, eh, mi familia de parte de padre es de Barranquitas y de parte de padre se criaron aquí en Santurce, pero nosotros estábamos viviendo en Country Club, de donde es Mayra Santos Febres.

 

JL                  Ajá, aja…

 

FM                Y entonces este, me crié en realidad, en Country Club, y entonces cuando te digo que regresé a Santurce fue porque pasó todo este sinnúmero de años, no, en el que salgo de Country Club, me voy a estudiar a la Escuela de Artes Plásticas, me voy a vivir a San Juan [Viejo San Juan], y, hasta ahora, que logré, entonces, caer justo aquí, eh…por casualidad, justo al lado de donde vivía mi familia.

 

JL                  Y tu padre…¿dónde trabajaba tu padre?

 

FM                Mi papá trabajó siempre en la Autoridad de Energía Eléctrica, y entonces actualmente está jubilado ya…

 

JL                  ¿Y tu mamá?

 

FM                Mi mamá siempre fue ama de casa, que yo creo que es una de las profesiones más fuertes que hay en esta Isla.

 

JL                  Sí, risa breve.

 

FM                Tú sabes, tener una madre en casa implica un montón de cosas. JL       Entonces, tu niñez la pasaste en Country Club…

FM                Mi niñez fue en Country Club, ahí me eduqué, fui a la escuela pública.

 

JL                  Hiciste la escuela elemental allá.

 

FM                Sí, y entonces, de ahí, surge la, eh, la incógnita de todo adolescente de qué es lo que vas a hacer ahora y de momento me, me, me pensé tirar como más a delineante.

 

JL                  Hmmm…

 

La Escuela de Artes Plásticas, remedio santo

 

FM                Y entonces estaba ya en esa línea de tirarme a estudiar delineante, pero surgió, no se por qué razón extraña, un compadre de mi papá trabajaba en el Instituto de Cultura y un día él llega y escucha y ve los trabajos que yo había hecho, que había, que siempre estaba pintando y hacía cosas, y entonces menciona “oye por qué no te vas a estudiar a la Escuela de Artes Plásticas”, remedio santo, averigüé y ahí me metí…

 

JL                  Y entonces tú hiciste High School en Country Club también, en el sistema de educación y empezaste en la Escuela de Artes Plásticas,

¿en qué departamento?

 

FM                Allá, cuando entré, me fue complicado, porque, por lo menos en mi caso, yo creo que le pasa a casi todo el mundo o a una mayoría, este, entras y en realidad no sabes, cuando te enfrentas con el visual, te dan ganas de hacer todas las cosas y entonces entras en esa confusión. A dónde te vas a dirigir, pero, yo de inmediato dije, “bueno, me voy a tirar por gráfica” y entonces como me empecé a tirar por clases de gráfica, por las cuales me di cuenta que no tenía la paciencia que se necesita tener para hacer gráfica, me llevé, por poco me llevo un dedo y todo con una [¿aguja?], así que dije, bueno, parece que esto no es lo que es ahora y de ahí salió irme a pintura.

 

JL                  ok…y…

 

FM                entonces me quedo en el Departamento de Pintura, pero no por mucho tiempo, porque estuve estudiando en la Escuela de Artes Plásticas desde el, entré en el 85, que fue el Año Internacional de la Juventud en ese momento, y me gradué en el 94 [levanta la voz] o sea, lo que quiere decir que estuve casi diez años allí…

 

JL                  En la Escuela…

 

FM                Y lo que hice fue que me cambiaba constantemente.

 

JL                  ¿Qué maestros te marcaron?

 

FM                Pues como cogí muchas clases, o sea, nunca me mantuve en el área de pintura únicamente, que sería como estar cuatro años y te fuiste, yo me metí en todos los espacios y tuve la oportunidad de coger fotografía con Ramón Aboy, eh, que estaba, era profesor de fotografía de la Escuela de Artes Plásticas, cogí clases con Alicea, eh, grabado, por cierto, elaboració..eh..hacer papel, hervir..eh... plantas y sacar la fibra y todas estas cosas, cogí clases también con Cervoni, perspectiva, que fue una clase maravillosa, la cual me, me enfatizó esa cosa de yo haberme querido ir a estudiar lo de delineante, no, me dio ese, ese empujoncito de que sí, que estaba parece que bien dirigida la idea de irme a estudiar, porque me encantaba la clase de perspectiva, por alguna razón y entonces cogí clases también con Félix Rodríguez Báez.

 

JL                  de dónde es Félix Rodríguez Báez, ¿de qué área? FM                     Felore estaba en pintura

JL                  Pintura

 

FM                y creo que daba también dibujo anatómico, eh, Luis Felipe, en vitral, este, quién más estaba por ahí, Awilda Sterling, para ese momento se daba performance en la Escuela de Artes Pláticas.

 

JL                  Awilda Sterling…que experiencia.

 

FM                Fue una experiencia bien chévere que no se está haciendo ahora mismo, pero, pero que en ese momento que yo estaba, ella, eso se logró hacer y por ahí me metí y por ahí fue que descubrí lo que ahora, una base, no, una base de lo que ahora yo hago.

 

JL                  ¿Desde cuándo tú estas, eh formando tu estilo?, porque es un estilo bien, bien tuyo, ehmmm, ¿cuándo empezaste a desarrollarlo?

 

FM                Sí, sí, ¡como se sufre!, pues eso empieza, como te había comentado anteriormente, entro como cualquier estudiante de la Escuela de Artes Plásticas a coger pintura, a coger escultura, las cuales cogí todas, que yo creo eso fue la base de lo que hizo el, el, lo que está pasando ahora conmigo, no, porque al coger performance fue como, como agarrar esa línea de irme más por la cuestión experimental- teatral-etc.., pues porque no había salida para los estudiantes en ese momento exhibir, entonces, pues siempre hay esta pelea de querer exhibir y al yo darme cuenta de que no habían esos espacios por X o Y razón, pues agarré el espacio de mi cuerpo. ¿Por qué

 

agarro el espacio de mi cuerpo?, porque desde chiquitito jugaba con muñecas, o sea que yo vengo teniendo todo este sinnúmero de imágenes de juegos privados de niños…y galletas también…porque tú sabes que los padres te agarran jugando con la muñeca y olvídate…. Y entonces de ahí es que yo conecto esos juegos privados de la niñez eh, con todo ese sinnúmero de elementos de la madre, no, que pasaron a ser cosas de vestuarios y de cosas, agarro eso del teatro con la muñeca y entonces lo uno y digo, bueno, me convierto en ese momento en la muñeca, no, y entonces ya que tengo la base de la muñeca, que va a ser mi cuerpo, agarro todas las imágenes entonces pictóricas y las pongo sobre el, sobre el lienzo que voy a ser yo, entonces tanto en calidad de telas, textiles, por eso es que ves aquí tanta, [risas de ambos], tanto y tanto y tanto y tanto, y también pinto, eh, telas, o sea también hacía pinturas en telas y las involucraba de alguna manera a que formaran parte de lo que era el vestuario, y de ahí empieza toda, todo este juego, no, y todos estos sudores, y, y, y…porque era un espacio, o sea, que no estaba sucediendo aquí hasta donde yo tengo entendido y que siempre crea una, la incógnita, no, de…¿estaré yo haciendo esto?, estaré, ¿me estaré volviendo loco?, qué ca.., qué es lo que yo estoy haciendo, no, pero siempre tuve fe en eso y yo seguía, “esto es lo que yo voy a hacer y este es el momento y ahora es que es” y me metía en todas las exhibiciones con todo este sinnúmero de elementos encima, que yo creo que fue algo que fue marcando, no, ya uno empieza a coger un poco más de seriedad en lo que estás haciendo, cuál va a ser el tema, empiezo ya a negociar todas esas cosas que a veces uno hace para las, para cuando vas a pintar un lienzo, pero más en calidad de elemento, o sea, que las manos y las ideas, yo, yo, soy un ser humano que observo mucho, me parece que yo soy así, observador.

 

JL                  ¿Para qué tiempo fue eso, para qué tiempo fue que ocurre la transformación?

 

FM                Eso empieza, yo entro a la Escuela en el 85, yo te diría que tardé [risa breve] en lo que eso sucedía como algunos dos, tres años, o sea que podríamos decir que para el 89, 88, 89, yo ya estaba empezando a involucrarme en el cuerpo y todavía vivía en, en Country Club, o sea que eso empezó a suceder y a la misma vez fue chévere porque sucedía en Country Club y yo viajaba en transporte público todo el tiempo, o sea que empecé a bregar inclusive con la reacción de la gente, poco a poco…

 

JL                  ¿Y cómo era esa reacción?

 

FM                Pues al principio imagínate, yo salía hasta con pijamas, o sea, rotas, con un sinnúmero de colores por debajo, y, y claro que, que el padre me trillaba dos o tres veces para impedir que eso sucediera [risa breve] pero yo, yo me salía con las mías.

 

JL                  El padre, que, que…

 

FM                Mi papá, si porque imagínate, estás viviendo en casa de papi y mami y, tú sabes, las reglas, ellos no van a permitir un sinnúmero de cosas, pero yo siempre…

 

JL                  ¿Y la gente te gritaba, hubo casos de agresión?

 

FM                Ehm, en algunos momen...al principio sí…no se si por mi juventud tú sabes que a veces uno “ay a mi no me importa” y sigues caminando, pero sí, hubo, física, eh…bien poquita al principio, pero fue todo esto al principio, yo creo que al principio más adelante, porque al principio yo creo que había “shock” no porque decían “qué es esto” y la gente todos los días encuentran la misma gente, la misma guagua y la misma hora, o sea que viajabas con este sinnúmero de gente que los veías todos los días, y ya más adelante qué se yo, pues uno que otro estudiante, eh, tú sabes que es como la modalidad, reírte del otro, y este, pero fue bien, bien leve, gracias a Dios.   Porque esas eran cosas que me preocupaban, no, porque la calle puede ser bien violenta en cierto sentido.

 

 

Referentes, mundo femenino y más sobre su circulación cotidiana en la ciudad

 

JL                  ¿Hay algún otro modelo quizás internacional, de Estados Unidos o Europa en el que te hayas fijado o lo hiciste todo localmente?

 

FM                Pues te diría que todo fue local, este no te voy a negar que sí, entro en, en la curiosidad me lleva a entrar a muchos espacios en los cuales sí entraba en los espacios de las discotecas donde se hacían estos espectáculos de transformistas y entonces conocí levemente a Pantojas que es uno de los seres humanos que yo considero que hace una labor extraordinaria y viene haciéndolo desde, ese fue uno de los primeros, si se podría decir así, dentro de ese mundo del espectáculo de la draga, o del travesti o como se llame, que en realidad las clasificaciones no me gustan, pero esa, ese era el espacio y fue bien chévere porque todo sucedía aquí, yo no, yo no era de esas personas que andaba averiguando, porque tenía tanta necesidad de hacer y había tanta información que yo lo que hacía era soltar y soltar y soltar, o sea, buscar imágenes de otras

 

personas no, quizás más adelante, ya cuando empiezo más de lleno a estudiar y la gente misma es la que viene y te dice “mira, tu trabajo se parece a uno de fulano de tal…que trabaja…” entonces pues ahí es que me empiezo a dar cuenta que está sucediendo las mismas cosas que yo hago en otros espacios, no y por alguna curiosidad pues uno va y averigua un poquito, pero nunca fui de esos que qué es lo que se está haciendo allá en México, en México que hay gente tan fabulosa como Liliana Felipe y Jesusa, que hacen unos espectáculos del más allá. Esa gente la empiezo a buscar después, entonces ya cuando estoy básicamente establecido en lo que yo quiero hacer es que empiezo a buscar esa, y empiezo a buscar físicamente no, conectarme con ellos y estar ahí, y conocerlos y se han logrado par de cosas, como Espejo de México también que hace este tipo de performance así casi, casi burlesco, físicamente violento, también, tú sabes y es chévere, es chévere que haya pasado así porque es la manera de decirte que fluyó bien natural, que esa información yo la tenía que estaba ahí, y yo simplemente la dejé salir, que es una cosa bien importante, porque tengo muchos amigos en Nueva York los cuales siempre me han dicho “tú te tienes que ir de Puerto Rico”.

 

JL                  Ay no, no…

 

FM                Entonces yo caí en esa incógnita de “¿por qué yo me tengo que ir de Puerto Rico?” y siempre tenía esa cosa, a mí nunca me ha gustado Nueva York para vivir y he estado, te lo digo porque he viajado, tengo familia allá y uno viaja y vuelve y va y vuelve y a mi nunca me gustó Nueva York para vivir, pero tenía esa presión a veces de los mismos amigos el “tú te tienes que ir, tú te tienes que ir” y yo decía “¿pero por qué?”, entonces viajaba allá y me daba cuenta que no, tú sabes, a veces estaba con ellos y decía “yo no puedo”, mi trabajo es bien caribeño y si yo me voy a vivir a Nueva York o me voy a vivir a cualquier otro lugar, se contamina de una forma u otra vas a contaminar eso y lo vas a mezclar y no es lo que yo quiero.

 

JL                  No…y que tú has creado un espacio en Puerto Rico, que no existía, hasta hace poco y que has luchado mucho por crearlo. Que respeten tu trabajo.

 

FM                Muchísimo, tú sabes, se ha luchado contra todos los monstruos, tú sabes que es algo que sucede y que mucha gente se cae en el camino por eso, porque la lucha es tan fuerte, tanto para los que pintan, como, tú sabes, hay unas competencias y hay unos espacios que ya los tienen que desgraciadamente aquí en Puerto Rico desgraciadamente sucede así, que se tienen los espacios y no se

 

sueltan, no se les permite la entrada, que haya como una, tú sabes, como una escalerita que nos podamos mezclar y de alguna forma dejar que el otro de una vueltita aunque sea, tú sabes, la gente se apodera de los espacios y es bien difícil, tan difícil que la gente se sale, porque no vas a poder luchar con ese monstruo que está ahí, todo el mundo que está alrededor lo quiere ahí y yo de alguna manera lo que he hecho es que me mantenido dando es espiral, no, espiral que va y va, y está y vuelve y subo otro escaloncito y me mantengo, y de laguna manera la gente lo ha aceptado así y así es como se ha mantenido mi trabajo también, porque si no me hubiese...no...y…lo he...lo había pensado en muchas ocasiones lo he pensado, yo decía “pero porque yo estoy pasando tanto trabajo”, tú sabes, para qué, quién está disfrutando esto, si yo lo que estoy es sufriendo porque no me dejan entrar y cuando salgo me gritan, pero cuando salía siempre te topas con gente que te dice “yo no puedo vivir sin ti”, tú sabes es como Dios mío, lo que estoy haciendo lo estoy haciendo bien, me hacían críticas gente que ellos, que eran turistas y me comparaban con cosas y con gentes de otros lugares y entonces eso me mantenía ahí, de alguna forma es la batería para seguir.

 

JL                  Los y las transformistas a veces hacen escuelas, tienen las hijas, personas que se acercan a ellos que les interesa reproducir y aprender de alguna manera de sus estilos, te ha pasado eso, se ha acercado algún joven alguna persona a ti a…

 

FM                Pues yo creo que no para perseguir y hacer lo mismo, yo nunca he considerado a mis amigos, porque los que han estado cerca de mí han sido mis amigos, como, como Héctor Torres, que es uno de los que conociste ahora, yo creo que había inquietud en ese tipo de persona que de alguna manera, como estaban empezando, eran acabaditos de llegar, veían que estaba sucediendo esto, que era algo que les interesaba y de alguna manera pues hay una conexión, no, así como también para es momento estaba por el área el diseñador Morgan Isaac, que también de alguna manera, nosotros, no, nos conocimos de esa manera, yo haciendo mis cosas por medio de la Escuela de Artes Plásticas y él que acababa de llegar de España y era chévere ver cómo había una conexión entre el trabajo que él hacía y lo que yo estaba haciendo y así mismo sigue llegando la gente y somos amigos y cada cual lo hace a su estilo, a su nivel y entonces en muchas ocasiones me…colaboran conmigo yo lo que hago es que los incluyo para colaborar, si me y tengo que vestir de gallina y necesito otra gallina en lo que yo hago…entonces meto la gente, digo “ven que tú eres el perfecto para meterte en esto” nos sentamos, hablamos de lo que vamos a hacer y yo me encargo de transformar y poner y los dejos también que ellos hagan,

 

pero más o menos manteniendo, no, para que no se me vaya la línea de lo que quiero hacer y yo creo que así ha funcionado, no ha sido que “no, ustedes son mis guaguancó y no se mueve nadie y no hacen hasta a menos que yo diga”, no, eso no sucede así, yo sigo trabajando y las personas luego se van y hacen lo suyo.

 

JL                  Freddie, ¿puedes comentar un poco más sobre tu vida cotidiana y el espacio del performance?

 

FM                Mmmjjj…mi, mi, este…yo lo que he hecho es dejar salir cosas que venían creciendo desde pequeñito, entonces yo me convertí en eso, yo no te puedo decir que puedo separar una cosa de la otra porque, como puedes ver, yo vivo, todos los días eso.

 

JL                  Exacto, ok

 

FM                Yo no te puedo decir que tengo la vida de Freddie Mercado es aparte de lo que es su vida de artista, porque no es así, porque yo salgo a la calle y a veces la gente me dice, “mira este, el performance que hiciste aquel día por la mañana” y yo “que día, mujer si yo lo que hice fue ir a comprar leche”.

 

JL                  Caminar [risas]

 

FM                “Al [Supermercado] Pueblo, de qué tú me hablas”, me dice “pues aquello era un performance” y yo digo “¡Ay Dios mío, en lo que me convertido!, pues, me he convertido en eso.

 

JL                  Freddie, tú haces y has hecho una gran variedad de manifestaciones artísticas, de todo tipo de cosas, eh, pero hay algunas fases, alguna manera que podamos, algunas épocas de tu vida que podamos decir, “bueno pues en esta época le di más énfasis a esta área o he hecho cosas nuevas en esta otra área”.

 

FM                Pues yo pienso que al principio gracias a la clase de Awilda Sterling. JL    ¿En los ochenta, estamos hablando?

FM                Sí, eso sería, ahí sería más lo que es experimental con el, lo que era la danza contemporánea, el cuerpo, el baile y entonces me involucré mucho con la gente que estaba trabajando en ese momento, como Viveca Vázquez, Petra Bravo y entonces colaboraba, a la misma vez que seguía trabajando esa cosa mía física, de hacer cosas de la muñeca y de estas imágenes, a ellas les gustaba también y de alguna manera lo que hacíamos era que colaborábamos todo el tiempo.

 

 

JL                  De aquella época hay algo…

 

FM                Ya viene, sí, que ya se está como formando, montando la cosa, trabajé mucho…mujeres, mujeres son las que, con las que estaba trabajando, que era curioso, que estaba bien conectado con lo que era la figura femenina, no. Entonces en la Escuela de Artes Plásticas también tienes que hacer tu tesina y empieza uno a romperse la cabeza de en qué lo vas a hacer y yo pues vuelvo a mirarme al espejo y decir “de qué lo voy a hacer, si por favor, pues lo voy a hacer de la androginia” y empecé a jugar con esa ambigüedad, con lo que era la ambigüedad, y entonces al estar trabajando con tantas mujeres yo decía, bueno pues mi realidad masculina con lo que me lleva a trabajar es con el espacio contrario, que no es tan contrario, porque yo siempre he creído y dentro de los estudios que hice, todos tenemos de una y de a otra, o sea, en el transcurso del feto están los dos sexos ahí, negociando cada uno pues cuál es el que va y el otro queda, de alguna manera está ahí. Yo planteaba todo el tiempo eso y físicamente mi cuerpo, mi manera de ser pues llevaba esa información todo el tiempo, que yo me vengo a dar cuanta más adelante, no, cuando la gente siempre me confundía con una mujer, siempre me decían señora o señorita o mija y yo, pues no, llegó un momento que ya dije “yo no voy a pelear más por eso porque no es lo más importante” y a veces la gente me tomaban todo el tiempo por eso o se daban cuenta más adelante y trataban de “mira, perdón” y yo “no pasa nada”, y eso es lo que hice con la cuestión de la tesina, que al estar trabajando con mujeres constantemente pues lo que hago es que empiezo a obtener figuras femeninas en lo que estoy haciendo, no, a que la base sea femenina pero a la misma vez tiene toda esa ambigüedad, porque cuando pregunten “¿quién es ella?” ah pues “Freddie Mercado”, “¿cómo?”, entonces tú sabes, y ahí entraba la conexión de lo ambiguo, empiezo a buscar pues información de mujeres importantes en…, que de alguna manera me tocaron físicamente, como Felisa Rincón, doña Fela…

 

JL                  Esto es ya de esa época de Awilda Sterling, de Viveca…

 

FM                Ya cuando estoy pasando, ya cuando estoy metido en lo que es el baile, estoy mezclado con lo que es la danza moderna y todo este tipo de cosas, pues absorbo un poquito de eso pero sigo trabajando lo mío porque yo bailarín no soy, pero he hecho mis cositas, no, porque yo creo, a mí me gusta el baile y yo pues experimento a mi manera, a mi forma física de reaccionar a lo que es el baile, no, porque no te voy a poder hacer un “split” pero alguna otra cosa puedo hacer que encaje con lo que yo quiera hacer, que esté a la

 

par. Y entonces este pues empiezo a buscar esas mujeres como Felisa Rincón, Myrta Silva, mujeres que ya no están y que de alguna manera físicamente tenemos algo, no, estamos conectados.

 

Fui al entierro de Felisa Rincón, cuando la velaron aquí en la Alcaldía, que ya para ese tiempo, o sea, ya yo la empezaba a trabajar a ella cuando estaba todavía viva, bien viejita, en su proceso de dejarnos, no. Muere esta mujer, me entero que muere y que la tienen en la Alcaldía de San Juan y yo pues voy para allá pues tú me puedes creer que la gente iba donde mi y me decía, ‘usted es familia de…” y yo…[risas], “le puedo tomar una foto” ¡y me tomaban fotos!, yo no había ni contestado la pregunta y ya ellos estaban [sonido del flash de la foto] como quien dice, “antes que se arrepienta, déjame tomarle una foto” [risa de JL] y yo decía “Dios mío que es esto” y es pues la confirmación…

 

JL                  De esa primera época, en la Escuela de Artes Plásticas, cuál pieza tú piensas que fue más importantes para ti.

 

FM                Este…yo te diría que trabajé con Petra Bravo una pieza bien chévere que trataba sobre la menopausia, era bien interesante, no, porque esto es de momento tan histérico, yo creo que nos da a todos, hombres y mujeres, en algún momento toma ese espacio de estrés y transformación del cuerpo. Este, yo creo que fue una pieza, obviamente la menopausia está más ligado con lo que es el asunto de la mujer, no, hasta donde yo tengo entendido, este, que yo creo que fue una pieza que marcó mucho eso, porque de alguna manera me tocaba ese espacio femenino que yo siempre he creído que estaba dentro de mi, y entonces era refrescante, por lo menos en ese sentido, no, era como bregar con, con esa realidad que no es una realidad pero que yo desconozco, que yo desconozco, no si si está o no está, y prefiero dejarlo así, o sea, medio ambiguo, volvemos a dejarlo, pues...está chévere, pero pues, porque era bueno conocerlo, uno viene de la madre, no, y entonces tienes hermanas y estás viendo esos procesos, no, es como volver atrás y decir “mira cuando mi mamá estaba histérica, estaba pasando esto”, era chévere, era como esa información que a veces uno no, por ser masculino, no tienes la apertura, no. Yo peleé todo el tiempo con eso porque yo hasta solicité a la Asociación de Mujeres Artistas.

 

Yo solicité, yo dije “por qué yo no puedo participar de una Asociación de Mujeres Artistas si yo estoy apoyando el planteamiento que ustedes llevan, qué importa que yo sea… masculino”.

 

JL                  ¿Y qué te dijeron?

 

 

FM                Pues obviamente no me dejaron e inclusive cuando te deban charlas en la Escuela de Artes Plásticas que, me recuerdo que una vez decía “Sólo para mujeres”.

 

JL                  Ajá

 

FM                Yo decía [enfático] “pero cómo que sólo para mujeres, si en este país no se supone que uno está dirigido a que te casas con una mujer y tienes hijos y formas…pues no es sólo para mujeres es para todo el mundo” y yo peleaba todo el tiempo con eso, era una lucha, pero a la misma vez con buen sentido del humor, yo siempre he tenido sentido del humor, yo creo que por eso he llegado a muchos espacios también, el sentido del humor me ha dado la llave para poder entrar, sí.

 

JL                  Y cómo tú, tu has estado estudiando mientras trabajas, no, todo el tiempo, pero cuándo cierras la parte de Escuela de Artes Plásticas, en qué año.

 

Vida después de estudios en la Escuela de Artes Plásticas, trabajo con Andanza y viajes internacionales

 

FM                Yo salgo de la Escuela de Artes Plásticas en el 94 y entonces ya ahí me dediqué mucho a mi trabajo, no y como todo ser humano tienes que sobrevivir, lo que hice fue que trabajaba en cocina. Yo estuve trabajando en Café Berlín, estuve trabajando en un lugar que se llamaba “Qué pasa, eats and drinks”, que eso era donde era la antigua fábrica de soda abajo, un edificio precioso [Edificio Polo Norte-Fábrica de Sodas-261 calle Tetuán-en el Viejo San Juan].

 

[Fin de la primera cara del casete]

 

FM                Pues nada, abre este lugar que yo creo que fue un lugar, así como “click” porque yo decía “Dios mío de la manera en que yo soy no me va a coger nadie a trabajar”, porque yo estaba, no quería soltar eso ni pa’Dios y entonces llego a este lugar y me dicen “mira están cogiendo gente, están entrevistando” y yo fui con mi moño pa’rriba y con mi falda y con mi asunto y dije “pues vamos pa’lla” y entonces fuimos, grabamos, solicité, entrevistaron a todo el mundo y yo dije “pues…”

 

JL                  Esto es como una película [risa leve]

 

FM                Eh, no, los dueños filmaban a los que estaban, a los futuros empleados de ese lugar para que luego sentarse a mirar y decir “fulano, fulano y fulano.”

 

FM                Era interesante, no, llegar allí y decir “párate ahí y mira para la cámara y dime tu nombre y qué se yo y lo que quieres hacer, por qué estás aquí”, que fue bien chévere y entonces de ahí surge que me llaman y dicen “mira sí” y yo dije “cómo” y ahí fue que se rompió, ya tu sabes, no, otro espacio más porque metido en ese lugar que era como un “Shooters”, un “Hooters” de esos que las muchachas están en los pantaloncitos…fue bien “heavy” pero a la misma vez fue educativo, porque la gente aprendió también a bregar, yo iba hasta con “tights” y mini faldas y con el pelo “look” de piña y yo era el que estaba trabajando en la cocina. Y entonces este de alguna manera eso conectó todo esa juventud de mi mismo tiempo y abrió un espacio para ellos también, para que, de aceptación. Entonces bregaban conmigo porque yo era el que le estaba haciendo la comida, ya había como otro, otro trato. Fue chévere porque todo el mundo se dispersa y riegan la información y todo como que va acoplando todo, bien chévere.

 

JL                  Pero mientras trabajabas en estos restaurantes, ¿también hacías performance?

 

FM                Seguía estudiando y trabajando en los performance y colaboraciones. Entonces, este, ya cuando me gradúo pues ya la cosa se pone un poco más intensa porque, qué hace uno ahora, luego de…eh…y yo simplemente pues seguí trabajando lo mío. Planificaba cosas, la gente me llamaba, ya como yo siempre me metía en los espectáculos, y en las exhibiciones, y averiguaba qué estaba pasando en tal lugar y averiguaba el tema y entonces lo que hacía era que intervenía con el mismo tema a mi manera, pues la gente me llamaba y decían “mira, tengo exhibición tal día y se trata de esto para que vayas” yo decía, “wao”, tú sabes, que como tú me comentas, bueno llega un momento en el que yo tengo que empezar a sobrevivir y entonces, este, yo negociaba con la gente, bueno “tu quieres ehe, ehe, pues yo necesito maquillaje, yo necesito, yo no tengo chavos ahora mismo para esto, de alguna manera pues, entonces empecé a hacer la conexión de bueno pues, “déjame ver y eh…”, entonces sacaba un “budget”, como llaman acá, y yo trabajaba y poco a poco pues así me ha ido llamando el Museo de Puerto Rico, hubo un evento, sabían que yo estaba y que de todas maneras yo iba a llegar allí, porque yo llegaba a los lugares, pero era ya más una invitación, no de “queremos que tú estés y que trabajes con tal área”, que era chévere.

 

JL                  Este es el de Santurce, el Museo de Arte de Puerto Rico, te contrataron por un tiempo.

 

FM                Pero esto ya viene después de yo haber estado por un tiempo, después de yo haberme movido y haber ido a España, ya yo representaba a Puerto Rico gracias a lo que yo hacía y a las intervenciones que hacía con grupos como Andanza, porque trabajé un poco con ellos, con Manjar de los Dioses, que ahora es Circo, que es un grupo de rock en español, puertorriqueño. Entonces voy, llego a todos estos lugares, represento a mi país, entonces ya por lo menos cuando uno llega pues uno dice “bueno yo he estado...y he hecho esto…, en el maratón de performance…” entonces de alguna manera hay un poco más de seriedad, digo yo, para ellos, de los que yo estoy haciendo. Que es triste, porque la seriedad estaba ahí todo el tiempo.

 

JL                  Claro

 

FM                Vas a esperar que yo me vaya del país para decirme que había seriedad en lo que yo estaba haciendo.   Entonces, pero, chévere que se ha dado, como vuelvo y te digo, gracias a mi sentido del humor y a mi manera de ser, que no la puedo cambiar, eso es parte de lo que yo soy, pues se ha tomado. Porque igual si ellos hubieran dicho, “a pues nos vemos y suerte con lo tuyo”, me hubieran liquidado, pero yo siempre he estado bien dispuesto y nos sentamos y hablamos y dialogamos, aclaramos los puntos y pues, qué es lo que hay que hacer, y trabajamos, así que….

 

JL                  La pieza de Andanza a mi me gustó mucho, la que hicieron en la inauguración de Andanza, que eras un mago, que con los dedos movías a los bailarines…

 

FM                Ajá, esa pieza es de Alicia Díaz, eh, que era bailarina, formaba parte del grupo de Andanza y de ahí es que ella sale, ella viene de Nueva York, entra acá al grupo y entonces tiene su pieza y me llama y me dice “mira yo quiero que tú trabajes con el vestuario”, pues porque ella había visto todo lo que yo venía haciendo, este, de las cosas que artísticamente yo venía haciendo en la, en exhibiciones y en eventos, etc.…la Bienal del Grabado, yo siempre me metía y hacia mi intervención. Entonces me llama y me dice que quiere hacer esto conmigo, yo, pues, me parece fabuloso, y entonces nos involucramos y ha sido una de las piezas más, más aclamadas porque constantemente vuelven y la piden, es una pieza que todavía está viva, no está engavetada, está por ahí todavía. Con esa pieza fue que fuimos a España y esa pieza ha corrido, Trinidad, se ha movido por, por…

 

 

JL                  Y andrógina, es una pieza bastante andrógina, la androginia está ahí en todo….

 

FM                Es una ambigüedad total que es chévere porque deja que toda la información camine, ahí no estamos bregando con géneros, ahí es toda esta fantasía, no, que es lo que te da la fantasía, la fantasía de alguna manera de mezcla y tú no puedes lograr saber si es un monstruo, si es una princesita, si es una piedra, todo es tan fantástico que, que se mueve, no, se transforma. Entonces esa pieza, que era curioso, porque la gente sabía que yo hacía performance, pues la gente pensaba que yo era Fofé, que yo era la persona que estaba trepado allá arriba también…

 

JL                  Eso no fueron zancos, era como una plataforma…

 

FM                No, era una plataforma y entonces el vestuario pues era largo y caía, se parecía que él estaba casi suspendido, casi Circo du Soleil, no, tendría como ese..si lo vamos a comparar con algo que estuviese sucediendo, eh tenía esa sensación, casi de circo…pero ya, bueno sí, porque ellos tienen sus espacios también casi misteriosos y fantásticos.

 

FM                El Circo du Soleil es más colorido todo, esto tendría algo así como un “Alicia en el País de las Maravillas” mezclado con muchas otras cosas.

 

JL                  Entonces, en tu fase de pintor, que aquí vemos las piezas que todavía tienes de tu última exhibición, también tiene la androginia presente…

 

FM                Yo trabajo con mucho color, me encanta el color porque obviamente vivo en este lugar maravilloso que es Puerto Rico…y entonces este, fue bien chévere que de alguna manera la Galería Pintadera me hallan, me hallan…los conozco por medio del Santo de Santurce porque hicimos una presentación en la Galería y entonces de ahí surge que ellos hayan averiguado de lo que yo estaba haciendo y me digan que quieren, que si yo estoy dispuesto de estar en la Galería por un tiempo y hacer una exhibición de pinturas. De alguna manera volvemos otra vez al “click”, ellos fueron los responsables de haberme dado, de haberme puesto el deíto y haberme dicho “tu trabajas performance y todo bien chévere pero nosotros queremos que tú hagas un ejercicio de pintura, porque tú eres graduado de pintura de la Escuela de Artes Plásticas y queremos que te muevas por ese espacio” y de ahí sale el yo negociar conmigo mismo y venirme al taller y encerrar…, que fue chévere que ya tenía este

 

espacio, ya estaba viviendo aquí y poder, tú sabes, organizar todas esas ideas, todos esos personajes que yo, a veces un piensa que se van, porque algunas veces yo hacía cosas y no salía a la calle, pero esa información yo la documentaba de alguna manera, entonces habían apuntes, habían escritos, dibujos, fotos, y yo dije, “bueno pues voy a hacer la exhibición basado en personajes y cosas que yo sueño, cosas que yo tengo” y me concentré, me encerré aquí a pintar y salieron todas estas imágenes, de la niñez, de personajes, de sueños…

 

Identidades y lucha política- “Porque yo no soy una mujer perfecta, ni soy la draga perfecta, yo soy otra cosa”

 

FM                Sí, yo siempre me he involucrado en lo que estaba pasando en el momento, siempre de alguna manera hay algo, todos los días uno se levanta y hay algo, todos los días las noticias te están invadiendo con cosas que han pasado, de momento hay un…en China pasó, ahora estamos con el lío del SARS y todas esas cosas a mí de alguna manera me, me aprietan el corazón, pues porque yo trabajo, pues, con la gente, y es triste ver cómo se destruye, nos destruimos nosotros mismos, porque somos nosotros los responsables de…Y entonces este, pues surgen todos estos personajes, el de la, el que parece medio árabe pues salió quizás para la guerra de Kuwait, que yo hice unas intervenciones también, hay otros personaje que tiene un soldadito, la boca roja y el soldadito de plástico, y entonces yo salía a la calle así y cogía mis clases así, que por cierto ese día…

 

JL                  Vestido de árabe

 

FM                Salgo con mi turbante, mi bata blanca, con “look”, o sea, porque las batas blancas de los hospitales, que decía por cierto “American Hospital”, tiene una bata, es un “look” así medio arabesco, es una bata. Y entonces yo salía con todo esto, soldaditos enganchaos, me tapaba la, la…el área de la boca con una corona de soldados en la cabeza, e iba y cogía mis clases y ahí cogía mis clases de historia del arte con Ingrid Jiménez y esa mujer por poco se muere, porque estábamos en plena situación del Golfo Pérsico y yo entré a coger mi clase. Ella pegó un grito que yo, yo abrí los ojos, y le dije “Ingrid, soy yo Freddie”, ella dice “me vas a matar, muchacho entra” y entonces así, yo vivía mi vida, yo compraba, yo me metía en el supermercado a sabiendas de que yo decía, “en una me van a sacar, no me van a dejar entrar” pero yo decía, “no, no, yo voy a seguir, por qué tengo que ir a mi casa a cambiarme, no, yo quiero llevar esta información y que camine por lo menos un, el espacio donde yo estoy moviéndome.

 

JL                  Freddie, hay, pues, un abanico de identidades, tú te identificas con alguna de esas identidades o son intermitentes…

 

FM                Yo creo que yo de alguna manera estaría en todas entonces, porque como te digo, no me gusta ese asunto de la, de una manera de clasificar que desgraciadamente vamos dirigido a eso, no, todo lo tenemos clasificado y es una manera como de controlar también todo, entonces yo pienso que no es lo que va conmigo, yo estoy en todos esos espacios, porque en algún momento me han gritado “lesbiana”, como en algún momento me han gritado “pato”, como en algún momento he pasado como heterosexual, y no pasa nada, eh…

 

JL                  En cuanto a movimientos organizados, tú has participado en la Parada Gay o alguna…

 

FM                Creo que en algunas ocasiones sí, al principio, participé en la Parada Gay, que me parece que está chévere y todo, pero de alguna manera siempre tuve como mis resentimientos, no, porque a veces pensaba, es que cuando tú te involucras con la misma gente, a veces yo veía hasta el mismo vacilón, que lo veo hasta en las mismas huelgas, te paras a saber lo que está pasando y es un “party”, yo decía, pero “dónde estará la seriedad, dónde está en realidad la seriedad de lo que esté llevando. A veces me preocupaba meterme en actividades donde en realidad lo que está es, están sirviendo de circo para dos o tres, no le están cogiendo en realidad lo que es y entonces, ellos están permitiendo de alguna manera, como en la Parada Gay [ininteligible] Dios mío, pero…les hacían preguntas, que yo decía, “¿pero por qué no batallan y dicen lo que en realidad han peleado todo el tiempo por decir, no lo sueltan?”, se queda todo en un vacilón de quién está mas bonito, y ha sido una lucha terrible, porque yo me he metido en esos espacios y he peleado mucho con eso y a mi obviamente me han latigado, porque yo no soy una mujer perfecta, ni soy la draga perfecta, yo soy otra cosa. Entonces es triste que haya, que exista esa, por lo menos en ese mundo, hay una lucha entre ellos mismos, se crea una lucha entre ellos mismos, no de que, si “aquella es un payaso porque se viste de tal manera” y entonces “nosotras no, porque nosotras parecemos mujeres” y entonces es cuál es la…hacia dónde vamos...cuál es la realidad de la importancia de esto, no, de lo que se quiere hacer y a veces preferiría, he permanecido como al lado, no. Estoy por allí, cuando haiga necesidad urgente de meterme pues me meto, como pasó con lo de Vieques también, o sea, yo creo que para luchar por la paz de Vieques y porque la Marina se vaya de Vieques, pues no era mí momento de yo estar allí porque a mí me meten preso y allí me quedé porque yo no tenía

 

chavos para salir, entiendes, hay una realidad que uno se tiene que hacer consciente de eso y yo creo que yo hacía más estando de fuera, haciendo cosas por acá que metiéndome allí, a veces par de gente me decía “pero yo no te he visto, tú no…” y yo dije “pero cómo tú me dices a mí que yo no he hecho nada si yo me la paso en la calle, mientras tú estás allá, que está chévere, que si te meten preso tienes a mami que te saca”.

 

JL                  O una organización…

 

FM                A mi, yo voy a estar pilla’o, yo no tengo “break”. A mí me van a amarrar allí mismo y allí mismo me voy a quedar. Yo tengo que ser realista de alguna manera, y entonces sí apoyo en el momento que yo crea que haya que meterse y apoyar, pero a la misma vez prefiero mantenerme tú sabes, al borde y esperar qué es lo que está pasando, porque ha habido tanto...entonces te clasifican, tú te metes en un lugar que se mete la prensa y dicen “mira fulanito lo que hacía era, lo que hace es gangueando y, y...entiendes, y no, a mí me ha costado mucho todo lo que yo he hecho y entonces de alguna manera pues he aprendido pues como que a mantenerme ahí y cuando sea necesario pues me involucro y me meto y si tengo que pararme y decir cuatro cosas, las digo, con seriedad y con respeto.

 

JL                  Tú trabajas más independiente, no, tú…

 

FM                Yo soy bien independiente, sí.

 

 

Regreso a la Escuela de Artes Plásticas como profesor, el disfraz y su cuerpo

 

JL                  En cuanto al asunto de tu supervivencia, ahora mismo estás trabajando en la Escuela de Artes Plásticas, ¿cómo surgió eso?

 

FM                Gracias a Dios. Mira, eso se da también por todo un sinnúmero de cosas que he logrado hacer, no, representaciones de Puerto Rico en Perú. Por ejemplo, estuve en Perú para el Maratón de Teatro…de Performance, he estado en México, en la Bienal de Radio, he estado en España, he estado en Santo Domingo, ya hay de alguna manera como una necesidad de la misma administración de decir, “mira y por qué no vienes aquí y das una clase de performance” que fue curioso, no, que me lo dijeran, yo dije, mira que chévere, porque cuando yo estudiaba se daba esa clase y ahora no existe en la Escuela de Artes Plásticas. No había una clase de teatro, de performance per sé.

 

Entonces ahora estoy dando pintura, entro a dar pintura en la Escuela de Artes Plásticas, que ha sido bien chévere porque es la transición, no, de seguir trabajando porque tengo una necesidad urgente de trabajar, me estoy metiendo en el gobierno de alguna manera no, estoy siendo profesor, implica otras cosas, no, he jugado la estrategia de disfrazarme de alguna manera, porque ahí sí te puedo decir que yo me disfrazo, porque anteriormente yo no me disfrazo, yo sencillamente me visto y salgo, a la calle.   Pues allí sí me tengo que disfrazar porque estoy siendo, que es triste, porque yo se los hago saber inclusive a los estudiantes, les presento, cuando quieren conocer mi trabajo, les presento mi trabajo y ellos me dicen “si, yo lo he visto vestido de Frida Kahlo, vestido de… en tal cosa” y entonces yo digo, “es bien triste que yo no pueda venir a la Escuela de Artes Plásticas como yo soy”. Pero, eso va a cambiar y poco a poco he ido dejando que eso fluya y preparando también a la gente, porque yo, por favor, que problema es que tu, si es una escuela de Artes Plásticas...sería maravilloso que…

 

JL                  Hay personas trans que son profesores universitarios…han intentado también ir a sus lugares de trabajo vestidos y lo están empezando a hacer también, poco a poco. Quizás comienzan usando un perfume que no se supone que se ponga, o afeitándose por completo y van afeitados, eh, y en el caso de la Universidad, que es un caso…

 

FM                Lo de los vellos es interesante porque aquí todo el mundo se afeita, de la noche a la mañana esa ha sido como una modalidad, están los policías afeitados, con las cejas sacadas, todo el mundo está afeitado y ahora eso de afeitarse también cayó en un espacio ambiguo, pues tu dices, na...ya afeitarse es, nada.

 

JL                  ¿Tú te afeitas?

 

FM                Yo, a veces me afeito las piernas cuando tengo que trabajar algún personaje que no puedo usar las medias, pero por lo regular uso las medias panties para, con los rellenos, para trabajar los personajes femeninos, y me afeito un poco la barba, la cual no es mucha, la que tengo, porque no me gusta la…el vello.   Tampoco estoy pensando en que me voy a hacer una operación y me voy a eliminar los vellos, pero eso es parte de mi persona, no, pero sí me afeito un poquito la cara...pero así de afeitarme, no, las manos nunca me las he afeitado, pero hay veces que uno brega con material, como la goma, que, pues uno tiene que quitarse los pelos porque si no, cuando te vayas a quitar ese material, vas a ver a Dios tres veces [risa de JL] así que…

 

JL                  Sobre tu cuerpo también, para ir terminando ya, tú, en las maneras de trabajar con tu cuerpo, te pintas el cuerpo, te has hecho tatuaje en el cuerpo o no…

 

FM                ¿Tatuajes permanentes?

 

JL                  Sí

 

FM                No, la única mutilación que yo me he hecho en mi vida ha sido hacerme las pantallas.

 

JL                  Las pantallas

 

FM                Sí, son las únicas dos, el pelo nunca me lo he cambiado de color, o sea, no sé, de alguna manera, y mira que ha sido así con los amigos de, “póntelo rojo, póntelo blanco”, nunca, me ha dado con hacer ninguna barbaridad. Me ha dado curiosidad y todo, pero digo, “bueno si lo puedo resolver con telas, con pelucas, con…” entonces juego con eso mismo, lo que hago es que, “ah, quiero el pelo de…”, un “tool” rojo y ya, tengo el pelo rojo y me lo gocé e hice lo que quería hacer y se acabó, y entonces juego mucho aquí en mi casa, yo me divierto muchísimo todo el tiempo, en mi casa todo se usa, aquí no hay nada que permanezca, así que un mantel de mesa no es un mantel de mesa, puede ser la cortina del baño, puede ser la falda para una actividad, así que yo, en ese sentido transformo todo, todo se usa, todo se recicla, que es bien chévere, porque yo creo que el reciclaje es bien importante en el mundo en que estamos.

 

JL                  Sí

 

FM                Ya hasta acá de materiales, y siguen y siguen y siguen. JL   También te interesan muchas causas diferentes.

FM                Seguro

 

JL                  Hemos hablado de Vieques, de la guerra, de la causa gay, de la causa ecológica, también estás, tu penetras mucho en fases diferentes.

 

FM                Sí, y creo que sí, y el amor es el amor, tú sabes, nunca puedes decir, yo he amado mujeres como he amado hombres y amo a mi padre y a mi madre, que por ahí es donde se empieza todo, no. Y uno nunca sabe, yo creo que el amor es una cosa que tú no puedes decir…

 

JL                  Y…¿has tenido parejas permanentes?

 

FM                Nunca he vivido con parejas, o sea, es curioso porque creo que, creo que, o sea, todo lo que he hecho pues me ha mantenido…el tener una pareja con todo lo que estoy haciendo pues sería una complicación porque entonces uno tiene que transar cosas, no y no creo que nadie vaya a transar conmigo..Porque [risa de FM] es bien difícil, no…si no vas a caminar conmigo como yo quiero salir, pues vamos a tener un problema, porque…yo puedo hacer algo, un algo porque yo transo, siempre estoy dispuesto a transar, pero no mucho, yo creo que las personas se aceptan como son y uno pues brega con esa realidad.

 

 

Red de colaboraciones y final de la entrevista

 

JL                  Para terminar, en cuanto al espacio del performance en el país, eh, cómo tu ves, cómo se va trabajando, lo que hace Ivy Andino.

 

FM                ¡A mi Ivy Andino me fascina!

 

FM                Ivy Andino es un ser humano fabuloso que yo espero y tengo fe que logre organizar todo lo que ella quiere organizar en su vida y que agarre un espacio, deje un espacio para seguir trabajando porque hace unas cosas maravillosas, incluso el performance cantado este que ella hace que es fabuloso, yo creo que Ivy Andino sería una persona, una de esas personas que...Ivette Román también, que está haciendo este tipo de trabajo, que por su actual necesidad de madre, no, uno tiene que transar también por los hijos, imagínate, tienes que bregar con eso, pero creo que son gente que están ahí.

 

JL                  ¿Qué otras personas aparte de Ivy y de Ivette, eh, forman parte de tu red de trabajo en el performance?

 

FM                Bueno de lo que te puedo decir, Teresa Hernández es una persona que trabaja el performance, que son gente que lo trabajan pero no están tan, los que yo considero que están más como lo que yo estoy haciendo, sería más lo que hace Ivy Andino, que tiene muchas cosas experimentales, Ivette Román, Fofé, José Luis Abreu, el cantante de Circo, de alguna manera él en su música mezcla un sinnúmero de movimientos y de elementos que lo puede llevar a que uno diga que sí, que está haciendo de alguna manera o involucrándose en el performance, en términos del visual, este, y yo creo que sí, que esas serían personas que las tengo más cerca, hasta el momento esas son las más cercanas, lo que yo te podría decir que están haciendo lo que yo realmente hago, espero que no

 

se me quede nadie, hay gente trabajándolo pero yo, esos creo que son los que están más acá, más hacia lo que yo estoy haciendo y que hemos colaborado inclusive, imagínate, que hay una forma de colaboración.

 

JL                  El trabajo con Ivette, tú lo sigues haciendo…

 

FM                Se sigue haciendo cuando se tiene el tiempo, pues como te dije ella es madre, ella está trabajando ahora mismo…

 

JL                  Alguien me dijo que estuvo hace poco en el Nuyorican contigo, no.

 

FM                Estuvimos en el Nuyorican, luego eso paró y volvió a nacer cuando nos llaman del Hemisférico, para irnos a Perú, el Hemisférico le pidió a Ivette el cabaret para el Maratón en Perú [fue coordinado en Perú por el Hemisferic Institute of Performance and Politics de New York University].

 

JL                  ¿Y cuándo fue eso?

 

FM                Y eso fue en junio por ahí.

 

JL                  ¿Junio del año pasado?

 

FM                Sí

 

JL                  2002, pues gracias Freddie, por todo.

 

FM                Pues gracias a ti, bienvenido a mi guarida [risas de ambos].

 

JL                  Gracias por el trabajo que estás haciendo por el país y por el espacio que has creado.

 

FM                Gracias a ustedes